UC

Metodología A+S

La metodología Aprendizaje Servicio (A+S) en la UC es definida como "Experiencias de aprendizaje en contexto real, realizadas mediante servicios de calidad y espacios de reflexión crítica a lo largo del currículum, en respuesta a necesidades genuinas de la comunidad, a partir de la aplicación y desarrollo de conocimientos, habilidades y valores, para la formación de profesionales socialmente comprometidos".

Un elemento central de esta metodología es que responde simultáneamente a tres dimensiones: una académica, donde el contacto directo con la realidad posibilitaría mayores y mejores aprendizajes en los estudiantes, otra ligada con la calidad del servicio y la contribución real a la solución de la problemática sentida por la comunidad y finalmente, la posibilidad de generar para los estudiantes un espacio de formación en valores y actitudes. Por tanto, hay aquí una metodología que, de operar correctamente, permitiría que todos los actores involucrados se vean beneficiados.

Estas tres dimensiones: aprendizaje significativo, servicio de calidad, y formación en valores, son precisamente los tres ejes de la metodología para el Programa A+S UC.

Aprendizaje Servicio está fundamentada en las ciencias educativas, es decir, nace a propósito de los debates respecto de cómo mejorar los procesos de enseñanza–aprendizaje. Dentro de los elementos presentados en las diversas definiciones de la metodología, se puede decir que ésta adopta bases teóricas del aprender haciendo, aprendizaje experiencial y aprendizaje significativo como componentes claves de su estructura teórica. Existen diferentes tipos de experiencias educacionales que vinculan el servicio a la comunidad con la educación formal, pero no todas estas experiencias pueden ser denominadas Aprendizaje Servicio (A+S). El aspecto clave para considerar a una experiencia educacional como A+S es el equilibrio entre los aprendizajes de los estudiantes con el servicio orientado a una necesidad real de una comunidad (Furco & Billing, 2002).