UC

libro del mes, pruebas

 

How learning worksParte II

En esta parte II del libro ““How Learning Works: Seven research-based principles for Smart Teaching”, Ambrose y sus colegas nos muestran ¿Cómo la forma en que se organiza el conocimiento afecta al aprendizaje?” La respuesta a esta pregunta la puedes encontrar aquí. 

Ícono organización del conocimiento

 Si desea profundizar en la Organización del Conocimiento, revise nuestros recursos aquí

 

 Parte I

El libro “How Learning Works: Seven research-based principles for Smart Teaching”, ha sido posicionado en el puesto Nº 3 del “Top 10” de libros sobre enseñanza del prestigioso diario norteamericano The Chronicle of Higher Education. Probablemente, este reconocimiento se deba a que en este libro no encontrará teorías difíciles de aplicar a su práctica, ni tampoco guías prácticas sin un sustento teórico, sino más bien el justo equilibrio entre la evidencia proporcionada por la investigación empírica y las teorías sobre el aprendizaje, con prácticos consejos perfectamente aplicables a la docencia. Eso sí, es importante comprender que ni este libro ni ningún otro, poseen recetas universales que aplique a todas las situaciones de enseñanza aprendizaje, con todas sus particularidades.

Pese a lo anterior, y al margen de los principios a la base del aprendizaje que se identifican en el libro, llama la atención la forma en que desarrollan cada una de las temáticas estos profesionales del Eberly Center for Teaching Excellence de la Carnegie Mellon University y de la University of Pittsburgh Medical Center.

En este libro modelan una forma sistemática y estructurada de analizar la propia docencia, en base a las respuestas directas o indirectas de los estudiantes frente al proceder que los docentes llevan a cabo en sus clases. Así, cada capítulo comienza con dos historias relatadas por docentes de distintas disciplinas (historia, arte, medicina, ingeniería, actuación, políticas públicas, ciencias sociales, química), que ilustran situaciones problemáticas aparentemente distintas. Describen objetivamente las situaciones de manera de identificar los objetivos que los docentes quieren lograr, la forma en que proceden con sus estudiantes para lograr esos objetivos, lo que demandan de sus estudiantes con este proceder y la coherencia entre estos elementos.

A través de este ejercicio, los autores revelan el principio de aprendizaje a la base que está funcionando en ambas historias:

  1. El conocimiento previo de los estudiantes puede ayudar o dificultar el aprendizaje;
  2. La forma en que los estudiantes organizan el conocimiento influye en la forma en que aprenden y aplican lo que saben;
  3. Cómo la motivación de los estudiantes determina, direcciona, y sostiene lo que ellos hacen para aprender;
  4. Para desarrollar la experticia, los estudiantes deben adquirir habilidades transversales, practicarlas de forma integral, y saber cuándo aplicar lo que han aprendido;
  5. Una práctica orientada a los objetivos en conjunto con una retroalimentación dirigida aumenta la calidad del aprendizaje de los estudiantes;
  6. El nivel actual de desarrollo de los estudiantes interactúa con el clima social, emocional e intelectual del curso para impactar en el aprendizaje;
  7. Para transformarse en estudiantes autónomos, los estudiantes deben aprender a monitorear y justificar sus aproximaciones al aprendizaje.

Luego, proveen al lector de los resultados de las investigaciones en los campos de la psicología y pedagogía relacionados con el principio identificado, y las posibles estrategias de implementar para abordarlo de la mejor forma.

La mejora de la docencia y de los aprendizajes de los estudiantes no es un proceso fácil ni rápido de llevar a cabo. Demanda del docente un proceso reflexivo, profundo y de calidad que muchas veces presenta como paso limitante, el identificar adecuadamente el principio de aprendizaje a la base del problema observado. En este sentido, la invitación que el libro realiza es:

  1. Adoptar una docencia basada en evidencia donde se analice objetivamente las evidencias del proceso educativo que se esté llevando adelante;
  2. Documentarse respecto a las evidencias que las investigaciones han entregado a lo largo de más de 40 años sobre cómo funciona el aprendizaje;
  3. Informarse sobre estrategias para lograr este aprendizaje, identificando cuáles son las más efectivas para abordar una problemática en particular, adecuarlas, y probarlas.

Este libro se encuentra a disposición de los docentes en Bibliotecas UC (Bibliotecas Biomédica y San Joaquín) y recientemente ha sido traducido al español (ver aquí). Además, queremos invitar al lector a conocer los talleres que el Centro de Desarrollo Docente actualmente imparte relacionados con desarrollar un análisis crítico de la docencia para la mejora de los aprendizajes y otros recursos de interés en esta importante temática:

Taller “Análisis de mi clase” (ver aquí)

Taller “Rol del tutor como guía de tesis” (ver aquí)

Sitio web del Eberly Center for Teaching Excellence de la Carnegie Mellon University (ver aquí).

Referencias
Ambrose, S., Bridges, M., Lovett, M., DiPietro, M. & Norman, M. (2010). How Learning Works: Seven research-based principles for Smart Teaching. John Wiley & Sons.