Kinesiología UC y la combinación entre clases online y presenciales

Este lunes 23 de noviembre, después de dos semanas en modalidad online, la escuela de Kinesiología volverá a la universidad por segunda vez desde el retorno gradual. Una unidad académica que es esencialmente práctica se organiza para poder complementar la enseñanza remota con la presencial, a un mes del inicio de la etapa 3 del retorno gradual.

Cerca de 40 docentes y estudiantes de 2º, 3º y 4º año de la carrera volverán a cruzar las puertas del edificio de Ciencias de la Salud para asistir a clases prácticas por segunda vez en este semestre. Laboratorios, salas de clases prácticas y espacios comunes readaptados serán sede del desarrollo de cursos de la carrera, luego de que estas últimas dos semanas fuera el turno de Fonoaudiología y Nutrición y Dietética, una semana cada una.

Según Javiera Fuentes, directora de carrera, el retorno a clases presenciales era una necesidad: “Sabemos lo necesario que es el desarrollo de habilidades prácticas y clínicas en la formación de los kinesiólogos. Es constantemente una preocupación del cuerpo docente que los estudiantes puedan practicar y puedan desarrollar habilidades que se hacen muy difícil hacerlas vía online”.

“Hemos aprendido a utilizar y acercar más la tecnología a nuestra forma de hacer docencia, que en realidad es una forma nueva de lograr que los estudiantes desarrollen el aprendizaje”

Javiera Fuentes, directora de Kinesiología UC

“El primer aprendizaje fue aprender a ser flexible, porque estamos acostumbrados a un tipo de pedagogía, somos una carrera 90% práctica, clínica, y nos hemos tenido que adaptar a estar sin las manos encima. Hemos tenido que enseñarles a los alumnos a hacer fantomas, a utilizar su propio cuerpo, o poder practicar con la ayuda de algún familiar o amigo que viva con ellos las técnicas que les vamos enseñando” afirma Fuentes respecto a los aprendizajes de la enseñanza estos meses. “En segundo lugar, hemos aprendido a utilizar y acercar más la tecnología a nuestra forma de hacer docencia, que en realidad es una forma nueva de lograr que los estudiantes desarrollen el aprendizaje”.

Este último ha sido un aporte tanto para las clases teóricas y prácticas. Gracias a recursos entregados por el fondo Innovación para el aprendizaje práctico remoto del Centro de Desarrollo Docente, junto a otros apoyos, la escuela se pudo equipar para generar una educación de mejor calidad para los y las estudiantes que se encontraban en sus hogares, instalando equipos para grabar y transmitir las actividades, y actualmente para que quienes no puedan asistir a clases tengan la posibilidad de verla de forma remota.

Mauricio Delgado es kinesiólogo y profesor de la escuela de Kinesiología UC. Este semestre es docente en tres cursos, de los cuales dos son prácticos y uno es un laboratorio. En el curso “Análisis de movimiento”, del cual es profesor jefe, ha tenido el desafío de abrir los laboratorios para grupos de 20 estudiantes, mientras que el resto ve la transmisión gracias a los equipos adquiridos por la unidad académica.

También es profesor del curso Kinesioterapia musculo esquelética, un curso práctico de 4º año, donde los y las estudiantes han trabajado todo el año desde sus hogares: “Durante el semestre hicieron actividades con telemedicina, atención con actores simulados, análisis de videos, pero ya era momento de juntarnos” comenta Delgado.

“A medida que las autoridades den los permisos y facilidades, […] vamos a seguir realizando actividades presenciales con las mismas modalidades que estamos haciendo este semestre”

Mauricio Delgado, profesor de Kinesiología UC

“Se notaba que los estudiantes tenían ganas de volver y practicar, en nuestra carrera es tremendamente importante lo procedimental: tomar a tu paciente, moverlo, trabajaron entre ellos, entonces ellos tuvieron la misma pareja de trabajo toda la semana. Ellos practicaban entre dos personas y se mantuvo para todos los cursos prácticos” complementa el profesor. “En mi caso, vimos los contenidos de la línea músculo esquelética, lo que fue muy valorado por los estudiantes primero el vernos, el poder compartir, conversar, y también el poder practicar, porque estaban muy ansiosos de poder practicar lo que les fuimos enseñando teóricamente”.

Si bien ya se confirmó que el primer semestre del 2021 será en línea, el profesor cree que hay más confianza para la preparación de cursos en formato digital y con actividades presenciales, siempre y cuando las circunstancias lo permitan y las autoridades sanitarias indiquen que es posible.

“Este año vamos a planificar cursos en modalidad online, porque si bien lo hicimos, al principio fueron cursos de emergencia, no eran cursos creados online, se tuvieron que llevar a una educación online” indica Delgado. “Ahora hay más tiempo y tenemos la experiencia de este primer y segundo semestre más ordenado, los cursos se están transformando a semipresenciales, y a medida que las autoridades den los permisos y facilidades, u las comunas se encuentren en fases permitan ir a los estudiantes, vamos a seguir realizando actividades presenciales con las mismas modalidades que estamos haciendo este semestre”.

Desde la escuela de Kinesiología afirmaron también que se están organizando y planificando para que el uso del edificio se distribuya de la misma forma que este año: una semana presencial y dos en línea, con el objetivo de resguardar los aforos máximos y las medidas barrera y de precaución sanitaria.

“Lo que más nos preocupaba es el tema clínico, que no depende completamente de la universidad, pero también de campos clínicos, que han estado preocupados del tema asistencial por supuesto, y estamos preocupados de que los estudiantes de cuarto año puedan recuperar algo de la actividad clínica que quedó pendiente, y eso va a ser en el mes de enero”, indica Javiera Fuentes. “Entonces si ahora hemos podido volver algo a la presencialidad, estamos mucho más tranquilos y seguros de que los estudiantes van a aprender igual”.