La Educación Híbrida como alternativa frente al Covid -19 en el Ecuador

El cierre, por largo tiempo, de las comunidades e instituciones educativas durante este 2020 a causa del COVID-19 en Chile y el mundo, ha interpelado directamente a estudiantes, docentes y directivos, desafiandonos a atender las necesidades y los cambios de esta nueva forma de vivir el día a día. Es por ello que la educación ha tenido que buscar en la tecnología, herramientas y elementos que sean sus aliados, incorporarlos para llevar a cabo nuevas formas de ejercer la docencia, creando espacios educativos interconectados y flexibles en una sociedad obligada a vivir con distanciamiento físico.

En el artículo Guaman, Villarreal, y Cedeño, (2020) nos muestran cómo es que las instituciones educativas han analizado e implementado modalidades de estudio diferentes a las realizadas en la educación tradicional, tomando en consideración las medidas sanitarias de la nueva normalidad y las posibilidades de acceso del estudiantado a las clases. Surgiendo así, aparte de la modalidad presencial: la modalidad virtual, la semipresencial y la modalidad híbrida. Esta última, combina la educación presencial y remota a través de distintos medios tecnológicos como plataformas de aprendizaje en línea, distribuyendo tareas entre una modalidad y otra. 

El implementar una educación híbrida nos da la posibilidad de repensar la educación y los procesos de enseñanza-aprendizaje. A su vez, es un desafìo para la docencia llevar una nueva modalidad como ésta a cabo, ya que, es necesario capturar la atención, motivación y el interés del estudiantado por aprender en diferentes modalidades. Además es una adaptación de quienes enseñan a pensar la tecnología como herramienta de apoyo, en lugar de pensarla como un repositorio de información, contenidos o simplemente un canal de comunicación.

En el contexto de hoy, cómo Pontificia Universidad Católica de Chile tenemos la posibilidad de ofrecer espacios presenciales, virtuales y mixtos a nuestro estudiantado a través de la generación de salas híbridas. Las cuales surgen como respuesta a las necesidades de acceso de todos y todas, independiente de dónde estén física o geográficamente, incluso si hay estudiantes extranjeros esta nueva modalidad pudiera ser una respuesta de accesibilidad. Para la implementación de espacios de aprendizaje híbridos, en palabras de Guaman, Villarreal, y Cedeño, (2020) es importante darle un significado distinto al aula, pensándola como un espacio de diálogo, colaboración y socialización, en los que los y las estudiantes tendrán una mayor autonomía y responsabilidad, ya que, es parte de sus tareas prepararse, repasar contenidos y estudiar durante y después de horas académicas. 

En este sentido es que se releva la importancia de la planificación y el diseño de un curso pensado para un modelo híbrido.  Adaptando así los planes de las carreras profesionales o programas, a la conjugación de las modalidades semipresenciales, en línea y a distancia. Es en esta planificación donde se debe considerar que la enseñanza priorizará el aprendizaje autónomo de quienes  aprenden, por lo que se hace necesaria una ruta clara desarrollada por quienes enseñan, para así fortalecer la ampliación y profundización de los conocimientos y de las habilidades del estudiantado.

Así como la autonomía y responsabilidad de quienes aprenden tienen un rol fundamental, también lo tiene la interacción en este tipo de modalidad. Al insertar al estudiantado de manera presencial como también remota, se vuelve importante pensar las interacciones fuera del aula. El encuentro cara a cara se sustituye o  se complementa con el uso de herramientas tecnológicas sincrónicas o asincrónicas, promoviendo retroalimentación y comunicación entre los actores del aula. Específicamente en los espacios tecnológicos estará todo el grupo conectado con audio y cámaras en lo presencial o lo virtual, es decir, que quienes están en línea mirarán al docente y al resto del grupo usando la combinación del aula con componentes virtuales para crear una experiencia de aprendizaje distinta.

Según lo señalado por Rivas-Natareno, (2020), el aula invertida es una alternativa dentro del proceso de modalidad híbrida. En ella el equipo docente toma un rol de guía y no de expositor de información en una educación tradicional;  Las actividades que se realizaban en casa ahora se realizarán en el aula y lo que antes se realizaba en el aula ahora se realizará en casa. Uno de los fines del aula invertida es que el o la estudiante debe de responsabilizarse de su propio conocimiento y de organizar de una mejor manera su tiempo, en el aula se despejan las dudas aprovechando los conocimientos previos que fueron adquiridos fuera del aula (Bergmann y Sams, 2012). 

Ya estamos en el 2021 y sabemos que al regresar nuevamente a las actividades educativas es necesario que se eviten las aglomeraciones y nuevos contagios dentro de la comunidad en cada uno de los centros educativos. Además como UC hay proyectos y miras de internacionalizar algunos cursos y espacios formativos, lo cual nos desafía como institución a promover la accesibilidad para todos y todas. El modelo híbrido ayudaría como una alternativa para que las actividades académicas se desarrollen,  aumentando el desafío de profundizar los conocimientos en esta nueva modalidad, en herramientas tecnológicas y reflexionar entorno a un cambio en la forma de impartir la enseñanza: deja de realizar clases magistrales, convertirse en guías en el proceso de aprendizaje y creadores de un ambiente favorable para el aprendizaje.

Pueden revisar una síntesis del articulo en la siguiente infografía:

 

Les invitamos entonces a profundizar en los dos artículos citados en esta breve síntesis, y además poder conocer algunos recursos asociados a la temática de modalidad hìbrida: 

Aprendizaje Híbrido:

Break de Innovación para creación de cursos híbridos más accesibles

Taller de Inducción a Clases Híbridas

Aprendizaje Invertido:

Material y Recursos 

 

Referencias bibliográficas

Bergmann, J. y Sams, A. (2012). Flip your classroom: Reach every student in every class every day. International Society for Technology in Education.

Guaman, R. Villareal, A. Cedeño, E. (2020). La Educación Híbrida como alternativa frente al Covid -19 en el Ecuador. Revista de Investigación Científica TSE´DE, 3(1), 134-147. 

Rivas-Natareno, V. R. (2020). El aula invertida una estrategia educativa en el modelo híbrido. Revista Guatemalteca de Educación Superior, 3(2), 136-145.