UC

Clases para participar, discutir y aprender con lecturas realizadas previamente

Información

La asignación de bibliografías mínimas con su correspondiente lectura fuera del horario de clases es una de las prácticas más tradicionales a nivel de educación superior, sin embargo no siempre se utiliza el potencial que tiene esta práctica para generar aprendizaje en los estudiantes. El profesor Pablo Whipple de la Facultad de historia  UC utiliza esta técnica,  asignándoles clase a clase  lecturas a sus estudiantes, las cuales deben leer previo a la cátedra para luego trabajar sobre ellas en clases.  En el caso del profesor Whipple, los principales objetivos  al cual apuntan las lecturas previas pueden ser:

  • Profundizar en un contenido o visión de una anécdota histórica: Esto  muchas veces no se puede lograr en clases debido al tiempo acotado que se dispone, razón por la cual las lecturas se transforman en una herramienta muy útil para lograr la profundidad de contenido que se desea tratar en el curso.
  • Diversificación de los puntos de vista de un cierto contenido: Sirve para fomentar el desarrollo de habilidades de orden superior, como el análisis o argumentación, lo que es una  tarea desafiante cuando se trabaja en cursos masivos.

Un aspecto que el profesor Whipple  considera fundamental para que las lecturas generen aprendizaje en los alumnos es el hecho de generar discusión en clases basadas en el texto leído. Esto, aparte de concretar y fortalecer los objetivos ya mencionados, motiva a los estudiantes a traer los textos leídos a clases, ya sea porque desean participar activamente,  o bien para no sentirse “colgados” durante la sesión. El profesor menciona que para que la práctica de lecturas previas sea efectiva, es necesario realizar un trabajo de planificación minucioso, donde procura cumplir con lo siguiente: 

  • Cada lectura debe estar relacionada con el objetivo específico de la clase.
  • Las pruebas del curso evalúan las lecturas asignadas, por lo que los alumnos están estudiando para las pruebas a través de estas lecturas.
  • El primer día de clases se entrega el programa con el detalle de cada lectura del semestre, señalando específicamente la fecha y tema a tratar.
  • Las lecturas corresponden a artículos pequeños y variados, de entre 20 y 40 páginas, lo que ayuda a mantener la motivación de los estudiantes.
  • Siempre generar un espacio de reflexión y discusión en clases sobre la lectura. Esta discusión se puede moderar a través de distintas técnicas que permitan la participación de todos los alumnos a lo largo del semestre.

 

Descargar Aquí

Contacto

Pablo Whipple

pwhipple@uc.cl

Facultad de Historia 

Categoria: Metodología

Disciplina: Historia/Geografía